Viernes, 22 Septiembre 2017

banner-generico

Después de casi un mes de conflicto, el día 1º de octubre el Centro firmó con las principales Cámaras de Armadores el incremento del coeficiente de Francos Compensatorios, llevándolo del 0,50 al tan largamente deseado y esperado 0,80 y, adicionalmente, un incremento salarial del 5%. El acuerdo tiene vigencia retroactiva al 1º de agosto de 2009.

Este logro configura un hito histórico en las condiciones laborales y sociales de los Capitanes y Oficiales de Cubierta. Haber concretado esta aspiración resulta particularmente trascendente en las actuales circunstancias del empleo en nuestra actividad, por cuanto genera nuevos puestos de trabajo genuinos. Lamentablemente, para alcanzar exitosamente este objetivo fue necesario afrontar un proceso sumamente difícil y complicado, que requirió incluso de la adopción de medidas de carácter industrial en la flota petrolera. Pese a la innegable magnitud que por momentos adquirió el conflicto, es conveniente resaltar que dichas medidas se dispusieron de forma tal que jamás estuvo en riesgo el normal abastecimiento de combustibles. La actitud de las empresas ha sido coherente con su conducta de los últimos tiempos: "sin conflicto no hay soluciones" pero esta vez se agravó hasta el punto: "sin conflicto no hay ni siquiera negociaciones". Prueba de esto fue la inadmisible falta de diálogo durante el período de la Conciliación Obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, situación que recién se revirtió hacia el final de ese plazo cuando, ante nuevas medidas del Centro motivadas por otros incumplimientos, las empresas "retomaron" el diálogo. La soledad sindical de nuestro planteo solo se vio disminuida por el firme y activo apoyo recibido desde la CATT y la CGT. Omar Viviani, Secretario General de la CATT y por su intermedio Hugo Moyano, Secretario General de la CGT, nos expresaron y demostraron su apoyo. Como corolario de su actitud solidaria, debemos resaltar que el compañero Omar Viviani nos acompañó personalmente durante las 10 horas consecutivas que demandó la
negociación final en la reunión en el Ministerio de Trabajo en que se alcanzó la resolución del tema. Debemos destacar también, la dedicación que algunos funcionarios de Gobierno han dispuesto para la resolución del conflicto, entre ellos el Sr. Ministro de Planificación Federal e Inversión Pública Arq. Julio De Vido y el Secretario de Transportes Ingeniero Juan Pablo Schiavi y la Secretaria de Trabajo Dra. Noemí Rial. Por último, y para reflexionar detenidamente, es imperioso hacer notar las extensas operaciones de prensa montadas contra este Centro de Capitanes, sus Autoridades, especialmente contra su Presidente, y sus afiliados. En el actual contexto nacional, diversos factores de poder económico y político, por distintos motivos, todos ellos espurios, pretenden imponer la idea de un caos generalizado, buscando servirse de ello para atacar las políticas nacionales tendientes a mejorar el reparto de la riqueza y la soberanía política y económica tanto a nivel externo como interno. No es casual entonces que se haya utilizado el planteo del Centro para abonar la idea de caos general. Medios como Clarín, Radio 10, C5N, La Nación y otros más actuaron despiadada e irresponsablemente, afirmando cosas tales como que el paro de actividades dispuesto por el Centro de Capitanes de Ultramar reclamando un 40% de aumento de sueldos amenazaba con dejar sin combustible al país (obran en nuestro poder artículos, transcripciones, publicaciones y grabaciones que prueban esta línea argumental). Es necesario y oportuno resaltar la utilización que se hace de un conflicto, la desinformación y cuanto menos la total falta de seriedad de algunos medios de comunicación, sobre todo, de aquellos que dejan clara y burdamente manifiesto que son cómplices pagos del poder económico. En síntesis, el 1 de octubre de 2009, como resultado de nuestra convicción y como producto de nuestra lucha, en cumplimiento de la totalidad de lo resuelto por nuestra Asamblea Extraordinaria se ha concretado una de las más importantes aspiraciones de los marinos: estar más tiempo con nuestras familias, ver un poco más el crecimiento de nuestros hijos, compartir con los colegas los puestos de trabajo, descansar más para trabajar mejor.

Nuestro agradecimiento a los pocos en cantidad pero importantes en calidad que nos acompañaron en esta lucha.