Lunes, 20 Noviembre 2017

banner-dia-gente-mar

 Establecido por la Organización Marítima Internacional en 2010, el próximo 25 de junio se conmemorará nuevamente el "Día de la Gente de Mar" con el fin de reconocer la importancia del trabajo que realizan los marinos en el intercambio internacional de mercaderías, así como también, destacar el régimen especial de vida que los enfrenta constantemente al peligro de los mares, alejándolos de su familia por largos períodos de tiempo.


"Carrera en el Mar" es el lema que acompaña los festejos de este año. La propuesta es mostrar cómo el mundo marítimo ofrece una serie de ricas y plenas oportunidades de carrera para los jóvenes, tanto en el mar como en tierra.


El Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante es la principal institución del sector marítimo argentino que, a través de la adjudicación de becas a los cadetes que eligen capacitarse profesionalmente como Oficiales de Cubierta, incentiva, promociona y acompaña a los futuros colegas marítimos.


La Escuela Nacional de Náutica creada en 1799 por Manuel Belgrano, viene formando hasta el día de hoy, al personal superior de nuestros buques de ultramar. El devenir del Centro de Capitanes desde su creación en 1918, se encuentra íntimamente ligado con la Escuela Nacional de Náutica. Baste con citar a la fundación creada por el Centro de Capitanes con el fin de brindar la capacitación exigida por normas nacionales e internacionales que rigen los requerimientos de postgrado a Capitanes, Oficiales y Prácticos. Para ello, la Fundación "Escuela Nacional de Náutica Manuel Belgrano" garantiza el mejor nivel de teoría y práctica de todos los cursos OMI / STCW, incluyendo ejercicios en simuladores de última generación que superan ampliamente los estándares internacionales.


Sin ninguna duda, la promoción del trabajo en el mar para países como Argentina, que cuenta con un amplio mar y a través del cual se realizan nuestras exportaciones e importaciones, es primordial. Asimismo, la protección del cabotaje nacional, la industria naval, y la exclusividad de los puestos de trabajo a bordo para tripulantes argentinos, todo ello garantizado por normas adecuadas que legitimen y aseguren la promoción del sector en beneficio de la Nación, resulta ser una cuestión irrenunciable para cualquier ciudadano.