Lunes, 20 Noviembre 2017

 4-9

El 6 de agosto de 1976 fue interceptado a pocas cuadras de su domicilio. Nunca más fue visto: “desapareció”. El ex Subsecretario del Centro, C.U. Mario Pantaleo Abalos, quien fuera uno de los impulsores de nuestra Caja Compensadora de Jubilaciones y Pensiones y del Campo Deportivo “Valle Verde” entre otros importantes objetivos concretados en aquellos años por el Centro, fue recordado en una sentida misa el martes 22, en la Parroquia San Juan Evangelista, del barrio de La Boca. Asistieron sus hijos, su esposa, las Comisión Directiva del Centro, y más de sesenta socios, consejeros y allegados manteniendo viva su memoria y espíritu de lucha.

 

El jueves 24, el acto en su memoria fue realmente emotivo. Aproximadamente cien personas, entre ellos sus familiares, el Ministro de Trabajo de la Nación Dr. Carlos Tomada, el Secretario de Derechos Humanos de la C.A.T.T. Julio Piumato, Secretarios Generales Omar Viviani, Omar Suárez, Victor Huerta, Juan Carlos Schimdt, Enrique Venturini, Ricardo Pellicioli, Hernán Gávito, Sec. Gral. Adjunto Néstor Cantariño, Horacio Domínguez, Plana Mayor de la Escuela Nacional de Náutica, Presidentes de cámaras empresarias Carlos Carpanelli, Juan Carlos Fernández Bazán, Mario Redini, y otros representantes de importantes instituciones dieron su presente. Luego de la presentación formal, dirigió sentidas palabras el hijo mayor, Pablo, quien compartió con los presentes la última dedicatoria que le hiciera en el libro “Residencia en la tierra”, de Pablo Neruda, al cumplir 13 años, el último en que estuvo en vida:

“Pablo: Es muy difícil para un padre pensar en un regalo para un hijo que, cumpliendo 13 años deja el camino de la niñez para internarse en ese sendero más difícil que es la adolescencia. Se me ocurrió esta obra fundamental de este poeta nacido en Chile pero profundamente latinoamericano, que seguramente te ayudará a guiarte en tus momentos de dudas, iluminando tu viaje por esta etapa de la vida con su claridad de hombre que solo reconoce compromiso con su pueblo, que su vida ha sido una larga lucha por transformar nuestro mundo en algo menos signado por el egoísmo, por el privilegio de unos pocos a costa del sacrificio de muchos. Ese es el mundo que hoy comienzas a transitar y que estoy seguro lucharas para transformarlo en algo mejor.”

A continuación, el Presidente del Centro hizo referencia a la actuación de Pantaleo en el Centro, recordó las actuaciones efectuadas para lograr su aparición con vida por l el entonces Secretario General del Centro, C.U. Ferrero, las fuertes adhesiones de distintos gremios, cámaras empresarias e incluso de “un joven abogado que se destacaba en Gerencia de Personal de E.L.M.A. S.A. que el destino quiso que hoy, fuera nuestro Ministro de Trabajo”. Asimismo, lamentablemente también hubieron quienes no nos acompañaron y “luego de treinta años no han cambiado”.

Luego, hizo lo propio el Secretario de Derechos Humanos de la C.A.T.T. Julio Piumato quien destacó que la lucha de Pantaleo por nuestra marina mercante continúa en manos de los actuales dirigentes, resaltando que “el sector marítimo fue el primero avasallado en la década del 90, y aunque ya se comenzó el proceso de reconstrucción de la marina mercante nacional aún falta mucho camino por recorrer en ese sentido”. Por su parte, la Asociación de Capitanes y Patrones de Pesca, representada por su Secretario Adjunto, Jorge Frías, hizo entrega de una plaqueta. A continuación, la esposa de Pantaleo Abalos, el Ministro de Trabajo y el Presidente del Centro descubrieron una plaqueta colocada en el salón social de nuestra sede en su memoria.