Lunes, 20 Noviembre 2017

perez-orsi

La Justicia rusa determinó que Hernán Pérez Orsi, quien pertenece al Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante, sea liberado bajo fianza. El joven había sido detenido junto a otros 28 activistas producto de una protesta que realizaron contra una plataforma petrolera en el Ártico. Vale recordar que Jorge Pablo Tiravassi, vicepresidente de la organización liderada por Marcos Castro, había conseguido que diferentes gremios del transporte votaran una moción de apoyo a esta causa durante la VI Conferencia Regional de ITF que se realizó del 4 al 8 de noviembre en Brasil.

La Justicia de Rusia decidió liberar bajo fianza al argentino Hernán Pérez Orsi, quien pertenece al Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante liderado por Marcos Castro y había sido detenido junto a otros 28 integrantes de Greenpeace por una protesta contra una plataforma petrolera en el Ártico. "Todos los trabajadores del centro están muy contentos por esta decisión", expresó Jorge Pablo Tiravassi, quien es el vicepresidente de la organización y consiguió una moción de apoyo a esta causa durante la VI Conferencia Regional de ITF.

El fallo

En lo que refiere a la causa judicial, el Tribunal de San Petersburgo había tomado la misma determinación con la brasileña Ana Paula Maciel, la primera extranjera beneficiada con la libertad condicional, luego de que la recibieran tres rusos y un australiano, llamado Colin Russel, haya quedado en prisión. Los beneficiados de nacionalidad rusa son la médica Ekaterina Zaspa, el fotógrafo Denis Sinyakov y el activista Andrey Allakhverd, mientras que también fueron alcanzados por la medida David Haussmann, de Nueva Zelanda y Tomasz Dziemianczuk, de Polonia.

perez-orsi-2"Ya tuvieron suficiente tiempo para darse cuenta que soy inocente, nada más", expresó ante el tribunal la argentina Camila Speziale, de 22 años, quien también formaba parte del grupo de activistas que quedaron detenidos. Las declaraciones de la joven fueron efectuadas en una de las audiencias en las que se consideraban caso por caso si se extendía la detención de los activistas hasta febrero próximo, cuando se iniciará el juicio, según informó Greenpeace Argentina.

Por el momento no se conocían las condiciones en las que los beneficiados van a recibir la libertad condicional. Martín Prieto, director ejecutivo de Greenpeace Argentina, dijo que la resolución da "más tranquilidad", pero advirtió que "el proceso aún no ha finalizado" y aún "no es momento de celebrar".

"Por supuesto que esta resolución nos da más tranquilidad en cuanto al día a día nuestros activistas – pero el momento de celebrar llegará cuando sean liberados de este proceso judicial absurdo al que han sido sometidos por defender el medio ambiente. Mientras continúen siendo acusados de crímenes que no cometieron, seguiremos exigiendo su total libertad y el retiro inmediato de los cargos", añadió.

Acusaciones

La entidad recordó que "los activistas fueron detenidos el pasado 19 de septiembre por la Guardia Costera Rusa, al intentar denunciar de manera pacífica los riesgos ambientales de la extracción de petróleo en el Ártico que pretende realizar la empresa energética Gazprom, socia de Shell". Los tripulantes del "Arctic Sunrise" fueron inculpados por "piratería" y "vandalismo", aunque no se especificó claramente cual de los dos era el cargo que conformaba la acusación.

Por "vandalismo" las penas llegan hasta los siete años de prisión, mientras que en el caso de "piratería" son de hasta quince. La detención de los ecologistas provocó una oleada de críticas en la sociedad civil a escala internacional. Personajes famosos como Madonna o Paul McCartney llamaron a su liberación y las acciones de protesta se multiplicaron en todo el mundo. El Tribunal Internacional del Derecho del Mar, con sede en Hamburgo, Alemania, tiene previsto dictar sentencia el 22 de noviembre en este caso.

Holanda, país con cuya bandera navegaba el barco, había recurrido a esta instancia jurídica de Naciones Unidas, competente para solucionar litigios marítimos, mientras Rusia decidió no participar en este procedimiento. El sábado último, simpatizantes de Greenpeace se manifestaron en 263 ciudades de la Argentina y otros 42 países, entre ellos Gran Bretaña.

 

Fuente: Notitrans