Institucionales

101º Aniversario del Centro de Capitanes

El pasado jueves 5 de septiembre, el Centro de Capitanes y Oficiales de Ultramar de la Marina Mercante, celebró el centésimo primer aniversario de su fundación en los Salones de Parque Norte.

El evento contó con una amplia presencia de destacados dirigentes sindicales del Movimiento de Trabajadores Argentinos. También, contó con la presencia del Director de la Escuela Nacional de Náutica y gran parte de la Plana Mayor de la misma, de empresarios y directivos del sector armatorial, periodistas especializados y dirigentes políticos. Por su parte, la ciudad de Colón, Entre Ríos, destacó la presencia del Intendente Municipal, Dr. Mariano Rebord, y varias instituciones solidarias con las cuales el Centro colabora, entre ellas el Rotary Club y el Club Atlético Campito.

El Capitán Marcos Castro inició la celebración con su discurso anual. En su exposición, agradeció la presencia de todos. Mencionando “El reconocimiento por el elevado nivel de compromiso y colaboración, manifestado por quienes integran el personal del Centro, nuestra Obra Social, nuestra Caja Compensadora de Jubilaciones y Pensiones, nuestros complejos turísticos Aurora I y II, nuestra Mutual de Prácticos del Río de la Plata y Litoral Marítimo y nuestra Fundación Escuela Nacional de Náutica, lo mismo para nuestros asesores en todas esas entidades y por supuesto, desde ya muy especialmente a mis compañeros de Comisión Directiva, a los integrantes del Consejo, a los miembros de las distintas comisiones internas y a todos aquellos afiliados que han estado siempre junto al Centro cada vez que se lo requirió.”

Añadió que “Una reseña de lo más importante en la vida institucional en estos últimos años, es la apuesta por la construcción de nuestro Centro de Diagnóstico y las considerables obras de ampliación que estamos realizando en nuestro Complejo Recreativo Valle Verde en Luján,” destacando que “ambas obras están muy próximas a ser inauguradas”

Señalando además que, “debemos celebrar muy especialmente la reciente incorporación del buque Argentina C, de la empresa Vessel y también agradecemos a los demás miembros de la UTE que, posibilitará el embarque de cadetes de la Escuela Nacional de Náutica y dará solución a un problema serio que existía hasta ahora, que es la falta de posibilidad de embarque. Ya que los oficiales para obtener su título, debido a exigencias de la Organización Marítima Internacional, deben completar una vez cursado los estudios, como mínimo un año embarcados, este buque abre ese camino, así que es un doble reconocimiento y agradecimiento”.

Con respecto a la situación laboral Mencionó que “Debíamos tratar de mejorar nuestra delicada situación y en cuanto a competitividad hemos trabajado mucho, durante algo más de dos años, en el consenso respecto a la posibilidad de algunas propuestas que nos permitan disminuir sustancialmente los costos laborales, pero a la vez preservar nuestras conquistas y derechos convencionales y sobre todo preservar los puestos de trabajo, haciendo alusión a la conducta gremial de los afiliados en acción coordinada con el Sindicato Obreros Marítimos, el SOMU, hemos conseguido vencer a la arbitrariedad de quiénes siempre intentan pisotear los salarios de los trabajadores pero no tienen ningún empacho en elevar continua y alevosamente también los precios de los combustibles y esa victoria, que hemos celebrado mucho, gracias Raúl Durdos y demás compañeros del somu, por la posibilidad y concreción de cierre de una paritaria que consideramos un importante avance y ha traído una cierta tranquilidad a la actividad y el énfasis de obtener un convenio colectivo de trabajo para la navegación mayoritariamente internacional donde debemos competir directamente contra tripulaciones extranjeras absolutamente desreguladas”

Refiriéndose al comercio exterior, afirmó “posibilitar la generación de fletes por parte de buques argentinos, implicaría mayores ingresos”, y agregó que, “sobre más de tres mil embarques anuales de grano que se efectúan en el país, ninguno se produce en buques argentinos y la posibilidad entonces de contar con buques que vuelvan al exterior, generaría numerosos puestos de trabajo, tan necesarios hoy y además un muy importante ingreso de divisas vitales para el país”.

Castró lamentó “la respuesta del Presidente de la Nación me resultó inexplicable y ha sido un golpe muy duro para las aspiraciones que teníamos de incrementar los puestos de trabajo”, así también aclaró, “no vamos a cejar en el empeño de seguir trabajando en el comercio internacional de nuestros buques”.

Mientras en las pantallas se proyectaba un video del buque Isla Gran Malvina, Castro dedicó un momento especial para agregar:
“Filmado en septiembre de 1987, este es el buque Isla Gran Malvina, un portacontenedores de la empresa estatal ELMA, alcanza y sobrepasa a la Fragata Libertad”. Detallando que, “Esos dos buques tenían bastante en común aunque sean muy distintos a la vista, esos dos buques llevaban el pabellón nacional, esos dos buques estaban tripulados por argentinos, uno llevaba cargas argentinas de exportación y lo otro llevaba a bordo la guardiamarinas de la Armada Argentina, en su viaje de instrucción y saben que los dos fueron construidos en El Astillero Río Santiago.”

Señaló entonces que “es el mismo astillero que periódicamente se ve amenazado por el cierre y somos testigos porque hemos navegado por todos los mares del mundo a bordo de estas unidades construidas en el país y lo hacíamos con un elevadísimo grado de seguridad, con tecnología de punta con mucha eficiencia operativa y hasta con una tremenda calidad en lo referente a la preservación del medio ambiente, hablando hace 32 años, esa es la fragata.”

Seguido a ello proyectó un próximo vídeo que tiene más de 50 años diciendo:
“En esa época hablaban de 183 buques que sumaban una capacidad algo mayor al millón de toneladas y había 11 en construcción llegamos a tener más de 250 buques de ultramar hasta que empezó la destrucción en los 90 y hoy la flota argentina está reducida a una mínima expresión y lo que peor aún se encuentra en franco decrecimiento hace menos de dos años celebrábamos después de muchas gestiones, idas y venidas la aprobación por parte del congreso nacional, de dos leyes, la ley de fomento de promoción perdón de la industria naval y la ley de desarrollo de la Marina Mercante Nacional y de la Integración Fluvial Regional, aprovecho para agradecer a algunos legisladores presentes y asesores también en el Congreso que fueron partícipes activos de alcanzar estas leyes, sin embargo después merced a vetos parciales y algunas muy cuestionables maniobras políticas la primera de esas leyes quedó prácticamente vacía de contenido y la segunda perdió muchísima de sus bondades con lo cual seguimos sin legislación adecuada para una actividad que necesita, entonces aparece aquí claramente otro de los objetivos a los que me refería, pretender la reconstrucción de industria naval, que es una verdadera industria de industrias y es un factor multiplicador, no solo de empleo sino también de avances industriales y tecnológicos y aspirar al fortalecimiento de la flota mercante nacional, atento a las demandas que imponen los más de 7 mil millones de dólares por año que el país gasta en flete marítimo, esas aspiraciones no son como algunos dicen, una mera utopía demagógica, muy por el contrario, son verdaderas necesidades que no pueden soslayarse para la Nación y que obligan a aplicar los mayores esfuerzos en tratar de gestionar normas complementarias, para que neutralicen esas amputaciones que se le realizaron a las leyes y podamos contar con normas que propicien el ingreso de buques a la matrícula nacional y la construcción de buques en astilleros nacionales, nosotros comprometemos todo nuestro esfuerzo y nuestra voluntad en procura de eso, sí es cierto aquello de que la crisis genera oportunidades, tal vez nos encontremos verdaderamente frente a la oportunidad de restituir esos acertados ya antiguos y muy retirados conceptos, de la importancia que tiene y contar con una flota propia para el transporte marítimo, como elemento de desarrollo económico y soberano de una nación así que no hay que perder las esperanzas, hay que seguir luchando, después de todo de lucha siempre se trata, creo que todos vamos a coincidir en que estas difíciles circunstancias por las que atraviesa el país y el, seguramente muy complicado, futuro próximo, generan enormes compromisos a los que tendríamos que hacer frente, por eso nosotros pedimos a los afiliados, por una parte que den muestras de sus mayores capacidades de paciencia y solidaridad, para postergar de alguna de las reivindicaciones y aspiraciones propias y dar paso a la atención de aquellos más necesitados y por otro lado, una participación muy activa en la generación de aquellas soluciones estructurales, que sin dudas se van a necesitar, nosotros somos férreos defensores de la unidad sindical y no como simplemente un fin, sino porque entendemos que es el medio de que los trabajadores dejen de ser espectadores pasivos de los cambios y pasen a hacer principales protagonistas, destacados protagonistas, del diseño y la construcción de un modelo de país, no es tolerable la práctica de entregar hasta lo que nadie pide, de dar a extraños lo que es propiedad de todos los habitantes, de favorecer a unos pocos a costa de ocasionar perjuicios insalvables a muchos, no es tolerable la práctica de seguir soslayando que una verdadera inserción en el mundo es aquella que se hace en ciertas condiciones de equivalencia, si no es una simple sumisión, el Centro de Capitanes en consecuencia manifiesta su decisión muy firme de oponerse al acuerdo Mercosur Unión Europea, si bien es poco el contenido que conocemos, es suficiente para considerar que en los actuales términos ese acuerdo abre la puerta a una situación de mayor dependencia aún que la que hoy tenemos y nos vamos a oponer, del mismo modo que nos oponemos absolutamente a la reforma laboral, porque no es más que un artilugio para intentar ocultar los derechos y las conquistas de los trabajadores y tampoco vamos a aceptar los ataques a nuestro Modelo Sindical Argentino, cuyos resultados positivos e irreemplazables pueden ser visto con cualquiera a poco de que use objetividad y buena voluntad para ver los resultados, nosotros estamos convencidos de que la mejor defensa de los trabajadores es aquella defensa en unidad, que se hace hacia un proyecto de país que busque la soberanía y que contenga a todos los habitantes y creemos que es la única forma de propender al bienestar general, por eso en ese contexto, hemos aprobado recientemente, por medio de los órganos estatutarios, nuestro regreso a la Confederación Argentina de Trabajadores de Transporte la CATT y esto como parte de la ratificación de un compromiso incondicional, de tratar de hacer nuestra contribución para un movimiento sindical argentino legítimamente unificado, porque aspiramos a un Movimiento Sindical Argentino donde reine el debate y la autocrítica, un Movimiento Sindical Argentino capaz de generar una agenda programática, como instrumento para su protagonismo, un Movimiento Sindical Argentino en condiciones de compatibilizar la propuesta con la protesta, un Movimiento Sindical Argentino que sirva a todos los trabajadores activos jubilados, y aún a los desocupados, un Movimiento Sindical Argentino que sea protagonista directo, y principal de las decisiones políticas en el país, un Movimiento Sindical Argentino protagonista activo de la construcción de una Argentina económicamente libre, socialmente justa y políticamente soberana en definitiva, aspiramos y nos comprometemos también a contar con un movimiento sindical argentino, valioso, eficaz, y acorde con una Argentina para todos, muchas gracias”

A continuación, el Presidente del Centro, junto a los Miembros de Comisión Directiva, realizó la tradicional entrega de Medallas de Oro y Plata a los socios que cumplieron, respectivamente 50 y 25 años como miembros del Centro en forma ininterrumpida. Este año además se hizo entrega de la medalla, por los 25 años de servicio en la Obra Social del Centro de Capitanes, a la empleada Adriana Coradini.

Posteriormente se proyectó un video institucional mostrando los hechos más destacados del último año.

El Presidente Marcos Castro y los Secretarios Generales Omar Viviani, del sindicato de peones de taxi, Gerardo Marinez de la UOCRA, Raul Durdos del SOMU y Pablo Moyano de camioneros, realizaron un brindis en este nuevo aniversario.

Finalizado el aspecto formal de la reunión y mientras el público disfrutaba la cena, hizo su presentación Carlos García, con un show innovador donde combina todo su talento como Cantante y Humorista con tecnología multimedia, en una combinación de humor, gags y canciones, que van desde lo lírico hasta el folclore, haciendo reír y cantar a los comensales.

Luego fue el turno de “La Bersuit”, quien presentó un destacado show y con un amplio repertorio, recorriendo 30 años de trayectoria.

El final de la fiesta estuvo sellado además con la presentación artística del grupo Los Náufragos, que hizo cantar y bailar a todos al ritmo de las canciones más recordadas de los años 70.

Video

Imágenes