Rincón del Socio

Gestión de los Recursos del Puente – Parte 3

Existen unos tradicionales versos “marineros” escritos por un capitán español, con la intención pedagógica de recordar en sus partes ciertas normas de navegación como aquella estrofa que dice:

Esto alude a la “situación de cruce”, sancionada en la Regla 15 del Reglamento Internacional para Prevenir Abordajes, cuando el barco que se observa por la banda de estribor de noche muestra una luz roja (colorada).

Pero que expresa ciar. Por supuesto que todos los navegantes conocen su significado y han “ciado” alguna vez, pero lo relativamente antiguo de su procedencia puede hacer que un tripulante moderno desconozca que este vocablo se usa para ordenar dar “marcha atrás” a las máquinas.

Este poético ejemplo es solo una muestra de la cantidad de incomunicaciones que pueden darse a partir de lo complejo del lenguaje náutico con su intrincada nomenclatura marinera.

Esto sería fácil de aclarar para dos personas del mismo idioma. No es exactamente el caso emblemático del buque Costa Concordia que por ser de pasajeros llevaba una tripulación de aproximadamente 1200 personas donde Indios, Filipinos y varios gentilicios más, convivían en las mismas cubiertas como también en el mismo Puente de Navegación.

En este último lugar, es donde se hace peligrosa la convivencia y coloquio entre personas de distintas hablas que aunque se intente utilizar un mismo lenguaje, sus fonéticas pueden producir interpretaciones ambiguas.

La organización Marítima Internacional, conociendo muy bien estos conceptos dispuso la utilización del FRASES NORMALIZADAS DE LA OMI PARA LAS COMUNICACIONES MARITIMAS – Standard Marine Communication Phrases – IMO.

Es una especie de resumen de ideas armadas en idioma inglés, para ser usadas en las comunicaciones radiales o en forma personal.

SER CLAROS, FRANCOS Y DIRECTOS, DICIENDO LO QUE SE QUIERE DECIR

Aquí es donde aparece el novedoso concepto de “asertividad” que no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE). Sí, en cambio, aparece el adjetivo asertivo como sinónimo de afirmativo.

El Práctico holandés indica ,en inglés, girar el timón veinte grados a estribor, el Capitán italiano se lo ordena a su oficial de guardia cuya nacionalidad es irlandesa y este a su vez le comunica al timonel filipino que realice la maniobra indicada, terminando una ronda que puede llegar a ser como aquel famoso juego del “teléfono descompuesto”…

El que transmite una idea debe hacerlo en forma asertiva y convincente y el que escucha debe recibir la información usando el antiguo concepto del colacionado, evitando siempre usar modos ambiguos como el de decir: recibido…

Si el práctico holandés dijo veinte grados a estribor, (twenty degrees starboard ) el timonel filipino debe decir lo mismo y ambos en una inequívoca forma asertiva. Y todos, en el puente deben pronunciarlo igual o mejor que el Profesor de fonética Henry Higgins (Rex Harrison) de aquella memorable obra teatral llamada Pigmalión.

Invasores modernos

Además de los inefables y necesarios aparatos del Puente de Navegación, hizo su aparición la Radio, esa que transmite música, que acompaña pero puede bloquear otros sonidos como las señales marítimas sonoras.

Pero la radio también transmite publicidades, comentarios y noticieros, todo lo cual además de complicar la recepción de los sonidos externos interfiere en los internos.

Luego surgieron las computadoras personales, las Tablets y el protagonista universal de la incomunicación del puente, conocido con el célebre nombre de Teléfono Celular.

En estudios referentes al manejo de un automóvil y el celular al mismo tiempo se determinó que puede llegar a ser equiparable a la conducción con exceso de alcohol.

Psicología marinera

Todo va cambiando, antes se estudiaban las románticas artes de la náutica y las cosas que eran necesarias hacerse en navegación o maniobra, ahora se dictan cursos sobre la teoría de los errores, la cadena de los desatinos y todo lo que no hay que hacer…

Como lo que se adquiere en los nuevos cursos de las normas surgidas de las Enmiendas de Manila al Código de Formación de la Gente de Mar – STCW.

Estructura del Curso

BRM y Factor Humano – Conciencia Situacional• Plan del viaje • Comunicación y asertividad• Liderazgo y trabajo en equipo, autoridad y estrés• Ejercitación práctica en el simulador• Análisis de accidentes marítimos

La Conciencia Situacional

BRM y Factor Humano

Liderazgo y trabajo en equipo, autoridad y estrésNo está muy claro porqué en estas regiones se llama Maniobra de Fondeo y no de Anclado si es precisamente el ancla lo que se usa para detener el barco al fondo. la cuestión es que en cierta oportunidad el petrolero se dirigía con moderación hacia el lugar donde echar sus anclas , -que llaman fondeadero y no ancladero-, en la proa estaban el joven tercer oficial, el contramaestre y un marinero, cuando el capitán desde el puente , ubicado a más de doscientos metros de distancia, preguntó a qué velocidad estaban yendo.

El oficial se asomó por la parte superior de la roda y comenzó a observar la acción del tajamar en las aguas, tratando de ponderar la velocidad del buque. Unos segundos más tarde se comunicó con el puente e informó al capitán que la medida del movimiento estaba en el orden de los 2 metros por segundo.2 mts/seg

– “¡No!” , respondió el capitán , “dígame si vamos rápido o despacio…”

No haría falta agregar comentario alguno después de los puntos suspensivos, pero el tercer oficial de cubierta en un espasmo de ironía replicó:

– “Para ir a un asado esta velocidad es muy lenta y para ir a trabajar…muy rápida”.

Autor: C.U. Alejandro Stero Sellarés / Perito Naval en Navegación y Maniobra

Etiquetas

Video

Imágenes